Advertisement

Estabilidad en el mercado mundial de coníferas

Con perspectivas inciertas para 2019.

Los expertos auguran estabilidad en el mercado mundial de coníferas, con perspectivas inciertas para 2019.

Una delegación de la Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera (AEIM), compuesta por el presidente Carles Alberch y el Secretario General Alberto Romero, participó en la 66ª Conferencia Internacional de Coníferas, que se celebro en Riga del 10 al 12 de octubre.

Organizada conjuntamente por la Asociación Europea de Aserraderos (EOS, European Organization of Sawmills) y la Federación Europea del Comercio de la Madera (ETTF, European Timber Trade Federation), se trata de la reunión internacional del comercio de madera más importante a nivel mundial. 

En la Conferencia de este año, han participado más de 200 delegados de 24 países, tanto productores como importadores. Así, como países productores (exportadores) asistieron: Alemania, Austria, Canadá, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Gran Bretaña, Letonia, Noruega, Polonia, Rumania, Rusia, Suecia y Suiza.

AEIM ha participado en la 66ª Conferencia Internacional de Coníferas (ISC) que se celebró en Riga del 10 al 12 de octubre

Mientras que, por parte de los países importadores, participarán: Alemania (cuenta con dos delegaciones), Bélgica, China Dinamarca, Egipto, España, Francia, Holanda, Irlanda, Italia y Marruecos. 

El portavoz de la ETTF, Andreas von Möller, durante su exposición.

La conferencia comenzó con los análisis de mercado tradicionales realizados por expertos del sector. El desarrollo de la producción y el consumo sugiere que se espera que el buen ritmo de crecimiento que se observó en 2017 y principios de 2018 continúe en el resto del año en curso. Si bien la situación para 2019 se ve bien, hay algunas nubes oscuras en el horizonte.

En su presentación, el portavoz de la ETTF, Andreas von Möller comentó que, en Europa, la mayoría de los mercados están aumentando, con una demanda estable en todo el continente. Además, ofreció una visión general de la actividad de la construcción en Europa, mostrando que el índice de confianza está aumentando y que el índice de producción ha alcanzado los niveles más altos desde 2010. El sector de las puertas de madera también es positivo, mientras que el de la ventana se mantiene estable.

 Sampsa Auvinen, presidente de EOS y portavoz de los exportadores, subrayó en su presentación que la demanda europea ha estado muy animada en los últimos meses y que se mantendrá en el corto plazo. La actividad constructiva pujante está impulsando la demanda europea a los niveles más altos de esta década, y los pronósticos positivos a medio plazo justifican el optimismo moderado. La situación financiera de la industria europea del aserrío es sólida y se están realizando inversiones en mejoras operativas.

Sin embargo, algunos elementos pueden ensombrecer esta situación relativamente optimista: ambos presidentes enfatizaron que la incertidumbre que rodea al Brexit podría afectar a la economía británica, lo que podría resultar en una disminución de los volúmenes de importación. La guerra comercial en toda regla entre Estados Unidos y China es otro factor potencialmente desestabilizador. 

El Sr. Auvinen y el Sr. von Möller también destacaron que podría existir un riesgo de sobrecalentamiento en el sector de la construcción. Aún más importante, existen desafíos relacionados con las materias primas: los problemas de suministro están limitando el crecimiento potencial de la producción. A corto plazo, la disponibilidad de madera en rollo es muy limitada en muchos países europeos. Un verano muy caluroso y un otoño tormentoso local han empeorado  la calidad del suministro, lo que provocó la presencia en el mercado de muchos troncos dañados por plagas y tormentas, además de incendios forestales en muchos países de la UE. A largo plazo, muchos factores, entre ellos el cambio climático, pueden limitar el suministro de madera de coníferas en muchas partes de Europa.

Si bien los tradicionales mercados europeos siguen siendo el destino principal de la producción europea, se aprecia una tendencia continua hacia una creciente importancia de los mercados de fuera de Europa para muchas empresas europeas. El área del mundo que se destaca es Asia, particularmente China, que después de un auge de 2017 se ha frenado un poco en 2018. Japón también sigue siendo un importante destino de exportación para muchos aserraderos europeos, mientras que algunos mercados del norte de África se están recuperando tras un par de años negativos.

Las exportaciones a los Estados Unidos se dispararon a principios de año, pero el consenso fue que no hay mucho margen para un mayor crecimiento para exportación a dicho país. El potencial a largo plazo del mercado es impresionante, ya que el consumo per cápita en algunos de los países de más rápido crecimiento en el mundo es aún muy bajo en comparación con los países de América del Norte y del norte de Europa.

 

Asistieron más de 200 delegados de 24 países.

 

En la tarde del primer día tuvo lugar un animado debate entre representantes de los esquemas de certificación forestal, FSC y PEFC, representantes de ETTF y EOS y de la Confederación de Propietarios Forestales Privados. Un intercambio de opiniones franco y constructivo confirmó la importancia de obtener productos de madera sostenibles y, al mismo tiempo, garantizar un sistema de cadena de custodia claro y viable.

En resumen, en este año hay muchas razones para que la industria esté satisfecha. En general, la demanda en los mercados internos europeos y en muchos otros destinos fuera de Europa sigue creciendo. Sin embargo, un tema recurrente de la Conferencia Internacional de coníferas de este año ha sido que en el pasado a las caídas abruptas han seguido períodos eufóricos. 

Según numerosas opiniones, 2019 será un año de consolidación del crecimiento alcanzado en años anteriores, pero dado que existen algunos obstáculos en el contexto político y económico global, no se puede descartar una desaceleración.

La próxima edición de la Conferencia tendrá lugar en Amberes del 16 al 18 de octubre de 2019.