Galicia pionera en obtener el sello FSC en la pequeña propiedad forestal

Galicia se ha convertido en la primera región en España en la que sus montes pertenecientes a pequeños propietarios forestales privados con objetivo eminentemente productor obtienen el sello FSC.

Dada la importancia de este acontecimiento, porque contribuirá a reducir la importación de materia prima y dinamizará el consumo de productos forestales, por la confianza que tienen los ciudadanos y el tejido empresarial en el sello, FSC España ha celebrado un acto de reconocimiento en Santiago de Compostela, ante más de un centenar de representantes del sector forestal.

 

Lo ha presidido Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que ha destacado «la importancia que adquieren la más de 1.500 hectáreas certificadas FSC que suman los pequeños propietarios gallegos, dado que actualmente la certificación en España apenas alcanza el 7% de la superficie forestal total. Esto supone el dato más bajo de la Unión Europea». Y ha recordado la «apuesta del Gobierno por la expansión de la certificación forestal, porque es la herramienta más transparente para conocer el origen y la forma de extracción del producto forestal, fundamentalmente para las Administraciones en sus compras públicas, que suponen el 17% del PIB».

 

La ha acompañado, Samuel Juárez, conselleiro do Medio Rural de la Xunta de Galicia, que ha reseñado la particularidad de la propiedad forestal de la región, en la que alrededor del 98% de su superficie es privada, con aproximadamente 672.000 titulares catastrales forestales, propietarios de 1,8 hectáreas. Y que estas están repartidas en varias parcelas, donde el 80% no supera las 0,5 hectáreas. Y que sin embargo, las cortas en Galicia suponen aproximadamente el 50% de las realizadas en todo el territorio español y su PIB si sitúa al nivel de grandes potencias forestales como Finlandia y Nueva Zelanda.

 

Por eso, ha felicitado a FSC España «por el importante papel que ha desempeñado en la agrupación de estos propietarios» y ha anunciado que la Xunta de Galicia también promoverá más decididamente la certificación «a través de la Ley de Montes que la Xunta impulsará en Galicia».

 

Los montes reconocidos han sido:

 

• Monte Vecinal en Mano Común de Carballo (Friol, Lugo) y Monte de Serrón do Lobo (Xermade, Lugo), que se han agrupado para alcanzar la certificación FSC coordinados y asesorados por la entidad de grupo CERNA Ingeniería, Asesoría Medioambiental.

 

• Monte Vecinal en Mano Común de Monte Maior, San Roque e Penedo do Galo (Viveiro, Lugo), Monte de Regovello e Fontao (Foz, Lugo) y el Monte de Portela e Abelleira (Abadín, Lugo), que también se han asociado de la mano de la entidad de grupo CERNA Ingeniería, Asesoría Medioambiental.

 

• Monte Mondigo (Ribadeo, Lugo), cuyo titular y gestor es Maderas Villapol.

 

Por último, Félix Romero, presidente de FSC España, ha hecho un llamamiento para «poner en valor los productos derivados del monte, maderables y no maderables, frente a otros recursos no renovables y contaminantes que son responsables del modelo económico que nos ha llevado a esta crisis»; y ha hecho hincapié «en la necesidad de gestionar de forma sostenible los montes, como fuente de recursos inagotable, siendo la certificación forestal FSC su mejor garantía».

 

Estos nuevos certificados son el resultado del proyecto «Acercando la Certificación Forestal a los Pequeños Propietarios», que FSC España ha impulsado en colaboración con la Fundación Biodiversidad y la entidad de certificación, NEPCon.