La Convención de AHEC revela oportunidades para el mercado de la madera de frondosas estadounidenses

A finales de octubre se celebró, por primera vez en Varsovia, la Convención Europea de la American Hardwood Export Council (AHEC), que en esta ocasión contó con la asistencia de más de 170 delegados de más de 20 países de todo el mundo.

La Convención es un evento bienal fundamental en el calendario de la industria internacional de la madera, que proporciona a sus participantes la oportunidad de establecer redes y contactos, así como actualizaciones de las condiciones, previsiones y tendencias del mercado que afectarán a su negocio en el futuro.

 

El título de la Convención, «Frondosas Estadounidenses Sostenibles – Una oportunidad de mercado», ya proporcionaba un punto de partida firme y lleno de optimismo, que se vio confirmado durante el desarrollo de programa.

 

Mike Snow, Director General de AHEC, resaltó la pasión que caracteriza a los equipos de AHEC que trabajan en todo el mundo y esbozó los programas de promoción que desarrollan. Recordó a los delegados que las oficinas de AHEC en los distintos países son también una fuente de recursos para las industrias locales, proporcionando desde información técnica actualizada y ejemplos de aplicaciones arquitectónicas hasta seminarios sobre clasificación por calidades. «El mercado de la madera tiene una gran oportunidad de crecimiento», afirmó Snow. «Europa sigue siendo un mercado vital con una influencia internacional mucho mayor de la que quizá correspondería a su tamaño, impulsando la innovación y el avance de la tecnología y de los tratamientos para la madera». Gracias a estos avances, la madera está encontrando nuevos mercados y aplicaciones que no se habían considerado hasta ahora.

 

El Director Europeo de AHEC, David Venables, moderó un debate sobre el incremento de la cuota de mercado de la madera de frondosas estadounidenses en los mercados europeos, en el que se subrayaron algunos aspectos clave, desde el incremento del parque de viviendas y de los mercados de la rehabilitación y renovación en Alemania, cuyos habitantes prefieren ahora invertir en sus hogares en lugar de en los bancos, al mercado italiano, caracterizado por sus fuertes avances y retrocesos, en el que la oferta de madera de frondosas estadounidenses de entrega rápida está siendo muy bien aceptada.

 

Rupert Oliver, de Forest Industries Intelligence, y Rachel Butler, asesora en el área de sostenibilidad para la Federación Europea del Comercio de la Madera, proporcionaron información detallada sobre la cuestión de si el Reglamento de la Unión Europea relativo a la Comercialización de la Madera (EUTR) es una oportunidad de crecimiento para la madera de frondosas estadounidenses. El EUTR entrará en vigor el 3 de marzo de 2013 y el Sr. Oliver explicó que su cumplimiento será relativamente sencillo para los proveedores estadounidenses.

 

«No es muy diferente de la Ley Lacey de Estados Unidos; la información que requiere ya está disponible y además ya consta en la documentación que debe proporcionarse a la hora de exportar madera desde Estados Unidos a Europa». El estudio Seneca Creek, un informe independiente encargado por AHEC en 2008, demostró que el riesgo de que las importaciones provenientes de EE.UU. de madera de frondosas contengan madera procedente de fuentes ilegales es insignificante.

 

Oliver afirmó que «Los importadores europeos simplemente tendrán que confirmar que la madera de frondosas procede realmente de Estados Unidos, utilizando la documentación existente y habitual para la exportación como facturas y certificados fitosanitarios, con el fin de demostrar la diligencia debida de acuerdo con lo contemplado por el nuevo reglamento».

 

En otra sesión, la mesa de expertos abordó la cuestión de si «¿La Evaluación del Ciclo de Vida podría proporcionar la mejor arma a la madera de frondosas para competir con otros materiales?», llegándose a la conclusión de que la respuesta es afirmativa.

 

La Evaluación del Ciclo de Vida de la madera de frondosas estadounidenses efectuada ya por PE International, demuestra que las emisiones de carbono durante el transporte desde la extracción hasta la entrega en Europa y Asia se compensan con creces con el almacenamiento de carbono secuestrado en los productos de madera de frondosas estadounidenses. Pronto serán algo habitual las Declaraciones Ambientales de Producto (EPDs), es decir, la información fácilmente comprensible sobre el producto, similar a la del etiquetado de los alimentos.

 

«Las EPDs ya son necesarias para la selección de materiales en las iniciativas europeas de edificación verde, como por ejemplo BREEAM en el Reino Unido y DGNB en Alemania. También el gobierno francés está adaptando ahora su legislación para hacer las EPDs obligatorias para todos los productos de consumo. Las EPDs contrarrestan las falsas afirmaciones medioambientales e intentos de lavado de cara verde de proveedores de materiales basados en elementos individuales o en evidencias poco fiables. Estamos evaluando el impacto de nuestros productos en todas las etapas, desde el bosque hasta la entrega a los clientes europeos, y debería contemplarse que se hiciera lo mismo con otros materiales», explicó Rupert Oliver.

 

David Venables concluyó que «estamos convencidos de que la legislación y las políticas futuras forzarán un cambio de comportamiento masivo en el mercado y nuestras investigaciones actuales sobre la evaluación del ciclo de vida proporcionan datos científicos que permiten disipar cualquier duda con respecto a la madera de frondosas estadounidenses».

 

Neil Summers, de Timber Dimension, examinó las oportunidades de crecimiento de la madera de frondosas estadounidenses para aplicaciones exteriores que están surgiendo gracias a las investigaciones actuales.

 

La periodista especializada en arquitectura Ruth Slavid, junto a Belinda Cobden-Ramsay de AHEC Europa, revelaron el potencial estructural del roble rojo estadounidense con un examen del proceso del diseño y de los desafíos a los que hubo de enfrentarse la construcción de la «Ola de Madera», una pieza de roble rojo de 12 metros de altura encargada por AHEC para el Festival de Diseño de Londres y creada por el estudio de arquitectura AL_A y la ingeniería Arup.

 

Refiriéndose a la Convención Europea de AHEC de Varsovia de 2011, David Venables afirmó que «el papel de la convención sigue consistiendo en proporcionar información y perspectivas en profundidad para ayudar tanto al mercado europeo como a la industria estadounidense a su planificación futura y al manejo de cuestiones complejas, como por ejemplo la próxima legislación o la sustitución de especies y materiales y el potencial cada vez mayor de la madera de frondosas estadounidenses».