Los parques infantiles de Paracuellos de Jarama tendrán esculturas talladas en madera

Abel de Vicente ha sido el encargado de realizar estas obras de arte.

El Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama tiene previsto instalar diez tallas realizadas en madera, en todos aquellos parques infantiles que fueron bautizados por los propios jóvenes del municipio. Las esculturas tendrán relación directa con los nombres elegidos: La Paz, Alegría, La Amistad, Cohete, Dragón, etc.

Recordamos que el Ayuntamiento puso en marcha en octubre del pasado año una consulta, a través de la página web municipal, para elegir el nombre de diez parques infantiles, en la que los niños de Paracuellos pudieron escoger entre tres opciones posibles para cada parque. La iniciativa tuvo buena acogida con la participación de 565 escolares de Paracuellos de Jarama.

Los jóvenes de la localidad que componen las Subcomisiones de Obras y Medio Ambiente del Proyecto de la Infancia y la Adolescencia a la exhibición han tenido la ocasión de conocer en qué consiste la talla de madera realizadas con motosierra, gracias a la exhibición del escultor Abel de Vicente en el Parque Sol.

El concejal de Medio Ambiente y Servicios, Aitor Monasterio, asegura que “una vez elegido el nombre de los parques, nos planteamos la necesidad de identificarlos inequívocamente cada uno de ellos. A parte de dar valor a los nombres escogidos directamente por la ciudadanía, queremos dotar a los parques de nuevos elementos decorativos y atractivos para los visitantes. Para ello se instalarán diez esculturas de madera realizadas con motosierra».

TODO UN REFERENTE EN EL ARTE DE LA MOTOSIERRA EN ESPAÑA

Todo se remonta al año 2002, cuando Abel de Vicente vio hacer, al que ahora es compañero suyo, una escultura en una talla de madera con motosierra. La técnica le sorprendió y gustó tanto, que a la vuelta a su casa, en Soria, decidió probar y vio que no se le daba mal. Tanto es así, que solo a los tres meses, participó en el Open Internacional de Vic (Barcelona) ganando el campeonato.

Desde ese 2002 hasta nuestros días, Abel de Vicente se ha convertido en un referente en la talla de madera con motosierra, no solo en España, sino también a nivel mundial, acudiendo a ferias de todo el mundo. “He viajado a las ferias más importantes del mundo y me queda poco por recorrer”, comenta.

Este soriano aprendió este oficio de forma autodidacta se fijaba en algún animal u objeto e intentaba reproducirlo hasta que le salía. Aún recuerda con orgullo la primera talla en madera que realizó. Fue la cara de un indio, pero la que más le gusta de las primeras que hizo fue un burro con carga de leña.

Para realizar estas esculturas se utilizan maderas limpias, lo que hace que la cadena de la motosierra prácticamente no se salga durante el trabajo, “Al ser autodidacta he aprendido viendo. Cuando salí a una feria fuera de España pude descubrir que había un tipo de cadenas especiales para realizar este tipo de esculturas con motosierra”.