Advertisement

NATURAL BORN, un proyecto que inspira y desafía a la industria del mueble

Un enfoque creativo aplicado a un proceso de diseño sostenible, mediante el uso de materiales renovables.

La American Hardwood Export Council (AHEC) ha colaborado con Tomek Rygalik, diseñador jefe del Studio Rygalik, y con el estudio polaco de diseño y producción de mobiliario Swallow’s Tail Furniture, para desarrollar una silla, el mueble por excelencia más antiguo y funcional que utilizamos a diario. Tomek Rygalik inició su trabajo conceptual partiendo de cero mediante la exploración del material y su potencial, no solo en términos de estética, sino también de funcionalidad. El proyecto Natural Born se centra en comprender el material, que se convierte en el fundamento tanto del diseño como del concepto.

La silla Natural Born tiene como objetivo presentar una nueva forma de pensar sobre el diseño. Se trata de un alejamiento deliberado del diseño demasiado complicado que, a menudo, no está relacionado con la función final del producto.

En una época de exceso de consumo, Rygalik habla de la necesidad imperiosa de diseñar de forma sostenible. Descubrió el enorme potencial del roble rojo estadounidense a partir de factores tales como dónde crece — el lugar de origen de un árbol puede determinar su color y su fibra —, o cómo se da el acabado a la madera.

«Las características simples y diversas de la madera de roble rojo han sido una fuente de inspiración para mí. En lugar de buscar y luego imponer una forma imaginaria, pensaba sobre el método más breve de procesar el material desde el bosque. Es decir, desde su lugar de origen hasta el producto acabado. Las partes de la silla, piezas básicas simples de madera, crean una solución completamente funcional. Mi diseño quería que la silla no requiriese una gran cantidad de energía o de horas de fabricación. La silla Natural born es un mueble sencillo, duradero, cómodo y totalmente natural con una huella de carbono muy baja». Tomek Rygalik.

Magdalena Hubka, de Swallow’s Tail Furniture, ha destacado además que el verdadero valor de este mueble proviene del material utilizado, ya que los consumidores dan muestras de estar cada vez más cansados de los materiales que han visto, repetidamente, hasta la fecha.

HUELLA DE CARBONO EXTREMADAMENTE BAJA

La huella de carbono de la silla de roble rojo Natural born es extremadamente baja para un producto de gama alta, que probablemente tenga una larga vida y sea reemplazado solo ocasionalmente. Su huella de carbono equivalente a 9,84 kg de CO2, es la misma que la que genera conducir un coche europeo típico menos de 100 km e igual a las emisiones de carbono de un ciudadano europeo medio durante un período de 12 horas.

UNA SILLA PARA DEFINIR UNA ERA

Tomek Rygalik explica que las sillas son verdaderos representantes de las ideas y de los temas de actualidad de cualquier época determinada. En este caso en particular, la silla encarna la sostenibilidad, así como la cada vez mayor responsabilidad de los diseñadores y fabricantes para ofrecer productos duraderos de alta calidad hechos de materiales hermosos no perjudiciales para nuestro planeta. El volumen de roble rojo estadounidense en pie constituye casi una cuarta parte de los bosques de frondosas estadounidenses y, año tras año, el volumen de su crecimiento supera considerablemente al volumen de su aprovechamiento.

ARTICULOS RELACIONADOS: