“Se está haciendo un trabajo y existe un futuro para la construcción industrializada con madera”

Alfons Solé, Presidente del GREMI FUSTA i MOBLE.

El V Congreso FUSTA CONSTRUCTIVA ha generado muchos contactos entre profesionales de la construcción con madera: industriales, ingenieros, carpinteros, docentes, arquitectos, constructores … Además, han venido al congreso alumnos de dos centros de formación profesional. “Es importante que el sector perciba que existe una mano de obra potencial, y que es necesaria la colaboración de todos para motivarles y perfeccionar sus enseñanzas, sobre todo con experiencia y con el conocimiento directo de las nuevas tecnologías y materiales que se manejan ya en la construcción con madera -manifiesta Alfons Solé, Presidente del Gremi Fusta i Moble, entidad organizadora del congreso y el curso FUSTA CONSTRUCTIVA-. Se está haciendo un trabajo y existe un futuro para la construcción industrializada con madera”.

En efecto, una de las debilidades del sector de la madera en la actualidad es la falta de mano de obra cualificada para responder a una demanda creciente de construcciones de madera. “La formación profesional debería depender de Industria, y no de Educación -opina Solé-. La industria sabe lo que necesita y así lo debe hacer saber a quienes tienen que formar”.

En países de referencia en este sentido, como Alemania, “para ser ingeniero es imprescindible haber hecho una formación profesional, en todos los sectores industriales”.

Alfons Solé, en el V Congreso FUSTA CONSTRUCTIVA.

A juicio del Presidente del Gremi Fusta i Moble, en el caso de la construcción con madera, este imperativo es aún mayor, ya que “se trata de viviendas, de edificios, que deben ser seguros, energéticamente eficientes, durables, confortables… No es lógico que las personas que se van a ocupar de la carpintería y el montaje de estructuras y forjados no realicen una formación profesional ligada a la industria que va a fabricar estos elementos”.

Alfons Solé, quien atesora experiencia en la carpintería, está convencido que, de una forma lógica y organizada, “en España podemos ser más productivos que nadie, y alcanzar una calidad superior a la de cualquiera, pero debemos conectar de nuevo a quienes saben con quienes están aprendiendo”.

El Congreso FUSTA CONSTRUCTIVA, ya en su 5ª edición, ofrece el conocimiento de personas, empresas e instituciones que están en la vanguardia y, por tanto, “están en la mejor posición para divulgar y enseñar a los demás, y también para restar y erradicar miedos y temores que incluso los profesionales tienen todavía con la madera al construir”.

Alfons Solé está muy satisfecho con el trabajo, la aportación y la profesionalidad de todos los miembros de la junta directiva que preside. En ella están representados los sectores forestal, de construcción, carpintería, ebanistería y mueble e incluso artesanos. “La visión y la opinión de todos nos aportan datos muy útiles para tomar las decisiones -concluye Solé-. Trabajamos para apoyar a todo el sector; desde las empresas grandes a las más pequeñas, incluso a las unipersonales. Y sabemos que la formación es una herramienta esencial para que todos tengamos un futuro y un sector mayor y mejor, que cada vez se coloque más madera en las infraestructuras, los edificios y los muebles. No queremos correr, preferimos dar pasos seguros, y afianzar las cosas que estamos consiguiendo. Por ejemplo, uno de los grandes retos es preservar la mano de obra que poco a poco se ilusiona por desarrollar su futuro profesional en la construcción con madera. Lo conseguiremos si progresivamente se hacen expertos”.