IMOS: un software concebido con la mentalidad de un carpintero

SCHULER CONSULTING ha implantado el software IMOS en el Centro Integrado Público de Formación Profesional Catarroja – SERVEF (Valencia).

«IMOS es una herramienta que cubre muy bien las necesidades de un mercado que progresivamente demanda mobiliario a medida -comenta Guillermo Blasco, responsable de relaciones con empresas y proyectos en el CIP FP Catarroja / SERVEF -. La fortaleza de las empresas del presente y el futuro está en la personalización: con IMOS la industria consigue con facilidad que su producto se adapte a su cliente».

 

«Existen en el mercado numerosos programas de dibujo y muy buenos, pero son difíciles de manejar -opina Rafael Navarro, Jefe del Departamento de Madera y Mueble en el Centro-. Con IMOS tenemos alumnos que, de forma intuitiva, han llegado a trabajar con el software en dos o tres días, sin grandes conocimientos de CAD. ¿Por qué? Pensamos que es así porque IMOS ha sido concebido con la mentalidad de un carpintero. El profesional del gremio no se ve obligado a cambiar el chip, sino que simplemente va viendo cómo a medida que va trabajando con el programa, se va haciendo realidad lo que su cabeza está pensando».

 

El éxito de IMOS

 

IMOS abre al carpintero un campo de actuación que hasta ahora no tenía.

 

Una vez definido el mueble a fabricar, todas las piezas que lo componen son rápidamente parametrizadas. Esa información es traspasada al centro de mecanizado por control numérico, que realizará un taladrado completo y preciso de los tableros, hasta obtener las piezas definitivas. Estas pueden ser etiquetadas con código de barras, consiguiendo una trazabilidad en el taller y correcta identificación al mueble que corresponde.

 

Es decir, cada pedido diseñado en IMOS se convierte en un programa concreto, que permite definir los procesos que van a intervenir: seccionar, chapar, taladrar, perfilar etc.

 

El programa puede realizar despieces de cada modelo, ejecutar un lote unico o repetir un mueble o una secuencia de mecanizado numerosas veces.

 

IMOS concede a la pequeña y mediana carpintería flexibilidad de producción. Así, puede atender al cliente particular que sólo desea una cocina, un dormitorio o un salón, o bien servir a una constructora o promoción una serie de unidades del mismo modelo de mobiliario.

 

«Otra gran ventaja de IMOS es que permite al carpintero llevar en todo momento un control de lo que está haciendo -señala Guillermo Blasco-. No es necesario invertir tanto tiempo y concentración en controlar, porque el software lo ha regularizado».

 

SCHULER CONSULTING tiene más de 100 clientes en España trabajando con IMOS. Y son más de 2.500 los industriales de la madera y el mueble que trabajan con el programa IMOS en todo el mundo.

 

Implantación y futuro de IMOS en SERVEF

 

La implantación del IMOS en el Centro comenzó en Abril de 2011. Un mes más tarde llegó al centro un centro de mecanizado WEEKE BHX 050; una máquina directamente ligada al software que ejecuta sus instrucciones, taladrando los paneles. Durante el verano se procedió a la formación de los profesores, por parte de personal especializado de SCHULER CONSULTING.

 

«Actualmente, el alumno ya es capaz de diseñar un mueble, con diferentes acabados, y transferir la información a la máquina para que ésta mecanice los tableros -informa Volker Jahnel, gerente de la prestigiosa firma germana-.»

 

La implantación de IMOS, la instalación del software en 20 ordenadores y la formación del profesorado y alumnado del CIP FP Catarroja / SERVEF al respecto, ha sido fruto de un gran esfuerzo de SCHULER CONSULTING, así como de su buena relación y proximidad con los docentes del centro de Catarroja. Todos ahora aguardan una subvención pública para garantizar la continuidad del proyecto.

 

«Para IMOS, el mercado español siempre ha sido importante- concluye Volker Jahnel-. Son casi veinte los años que SCHULER está presente en España, dando asesoramiento y prestando servicio a sus clientes».

 

Centro de mecanizado WEEKE 050 BHX

 

Desde su estreno mundial en la Ligna de 2009, el centro de mecanizado WEEKE 050 BHX ha sido adquirido por más de 800 clientes del Grupo HOMAG en todo el mundo. En sólo cinco metros cuadrados, WEEKE reúne la más alta tecnología de un control numérico, capaz de mecanizar piezas de tres metros en la dirección X, esta máquina incorpora un completo bloque de perforación con 13 husillos verticales de serie.

 

El ajuste de profundidad del taladrado es servo motorizado, lo cual proporciona al usuario mayor facilidad y comodidad en el manejo.

 

El CIP FP Catarroja / SERVEF: un centro de formación ligado a la madera y el mueble

 

El Centro Integrado Público de Formación Profesional Catarroja / SERVEF, ubicado en el municipio valenciano de Catarroja, fue en principio concebido exclusivamente para el sector de la madera y el mueble, y polarizado en torno a la fabricación.

 

Los cursos que imparte este Centro son principalmente prácticos. «Si alguna persona encuentra trabajo hoy en el sector de la madera y el mueble, pretendemos que salga de aquí -afirma el Director del CIP FP Catarroja / SERVEF, José Martí Maicas-. Las inversiones que hemos acometido en los últimos dos años, superiores al medio millón de euros en software, maquinaria y equipos industriales, están enfocadas en este sentido».

 

Las empresas están demandando personal muy cualificado y polivalente. Por eso SERVEF, además de impartir la formación que marcan los Ciclos Formativos Medio y Superior, organiza cursos de Certificación de Profesionalidad del sector: Instalación de muebles y elementos de carpintería, Mecanizado de madera y derivados y, acabado de productos; todos ellos bajo el prisma de la seguridad y el respeto al medio ambiente. Estos cursos acogen en total a 120 alumnos anuales, con una media de 15 personas por aula, que habitualmente completan la matrícula.

 

Empresa y Centro de Formación están cada vez más cerca: todo el alumnado de ciclos va a FCTs (Formación en Centros de Trabajo) y todos los alumnos de certificado de profesionalidad hacen las PNL (Prácticas No Laborales).

 

«Esta realidad nos obliga a estar en contacto constante con las empresas -señala José Martí-. Tenemos unas magníficas relaciones con FEVAMA y AIDIMA, lo que facilita enormemente ese flujo necesario de comunicación con el sector productivo».

 

De los formadores depende muchísimo el resultado del proyecto SERVEF. «Tenemos la suerte de que en la especialidad de madera y mueble contamos con gente comprometida y vocacional que, además de impartir clase en sus 18 horas lectivas, alcanza e incluso supera las 37 y media semanales si sumamos seminarios, formación, proyectos con empresas e instituciones (nacionales e internacionales) y visitas a empresas, ferias y otros eventos -concluye José Martí-.»

 

SERVEF desarrolla de hecho una serie de actividades extraescolares, inducidas por los docentes y obligatorias para el alumnado. Aparte de esto, genera otras voluntarias que la mayoría de los alumnos y ex alumnos aprovechan, como visitas a ferias internacionales o intercambios con otros centros, con financiación europea en la mayor parte de los programas.