sábado , 24 de agosto de 2019

Buscando construir un espacio práctico, cómodo y agradable.


Actualmente, en la concepción de las viviendas está destacando una tendencia creciente: la de construir fuera de la vivienda espacios habitualmente situados en el interior del hogar, como podría ser la cocina; o bien, integrando ambos espacios en uno, con la posibilidad de abrirse al exterior.

Se trata de la cocina de exterior, un espacio fundamental en algunos hogares, que, junto a la unión del patio, jardín o terraza, supone un espacio perfecto e ideal para disfrutar de la buena cocina hecha en casa, especialmente en esta época de verano, como un rincón exclusivo para la familia y amigos.

Según la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC), gracias a la unificación de esta zona con el entorno natural, obtenemos lo mejor de nuestras casas en la zona exterior, jugando con el espacio y los diferentes diseños y estilos, buscando construir un espacio práctico, cómodo y agradable.

Fotos: Viking (DAKE)

ESTILO CLÁSICO

Es importante destacar, que no se necesita un gran espacio para tener confort y funcionalidad, con un patio o terraza se puede unificar los elementos más útiles para crear un comedor y cocina clásica, con toques blancos y uso de mobiliario de madera tratada, para darle un toque de calidez.

A su vez, toda cocina de estilo más tradicional debe prestar atención a la iluminación, que ayuda al aura de paz y tranquilidad en este espacio, sobre todo para disfrutar de las tardes y noches de esta época estival.

En este tipo de cocinas, predomina el empleo de la cerámica, mármol o la madera con molduras, capaces de combinarse con otros materiales como el hormigón o la piedra, siempre teniendo en cuenta que este espacio va a estar expuesto a las inclemencias meteorológicas, por eso los materiales deben ser resistentes.

MODERNO Y SIMPLE

Las cocinas exteriores de estilo más moderno o minimalista tienen como característica el uso del color blanco y la importancia de la iluminación. Se busca la sencillez con toques de materiales naturalescomo la madera tratada. Además, se pueden completar con la presencia de plantas y algunos toques de color en los complementos (a través de los manteles, la vajilla, o cojines).

Este estilo de cocinas debe reflejar la simplicidad y la elegancia, con formas rectangulares, arquitecturas de hormigón y paredes blancas, aunque es posible otorgarle un toque de color con algunas zonas de azulejos o mosaicos de colores.

En cuando a los suelos, es recomendable utilizar pavimentos antideslizantes y que aguanten las temperaturas extremas.

RÚSTICA

Es la favorita del público debido al uso de ladrillo o azulejos ; una cocina que invita a recordar la infancia y los buenos momentos en familia, lo ideal es que sea amplia y funcional para dar cabida a muchos comensales. Importante: usar colores tierra con tonalidades verdes aportadas por las plantas.

En este tipo de cocina la gran protagonista es la barbacoa (ya sea de gas o eléctrica, de carbón o de obra), una chimenea y una gran mesa de material natural donde hacer reuniones, comidas familiares, cócteles, momentos para disfrutar y compartir que se conviertan en inolvidables en la mejor compañía.

USO DE MADERA, PIEDRA Y HIERRO

Si lo que se quiere es un diseño innovador, pero cómodo en el que se priorice también la estética, lo mejor es la combinación de lo rústico y moderno, la piedra y el hierro.

Otra opción cada vez más utilizada para integrar la cocina interior en el exterior con acceso directo al patio o jardín, es añadir el uso de tonos madera, gris y blanco, para integrarlo con el material de piedra del exterior. Esto dará al espacio el toque rústico moderno perfecto.

Sin embargo, hay que tener en cuenta unas características específicas en cuanto a impermeabilidad y resistencia, y por supuesto cuidado: se recomienda cubrir el área de estos muebles en épocas del año donde no se utilicen tanto.

EXÓTICAS O TROPICALES

Las cocinas exteriores con inspiración tropical o exótica deben tener como protagonista un jardín con gran cantidad de vegetación y plantas acorde con el que construir ese ambiente. El diseño siempre debe ir pensado en función a esta zona como un todo.

Si el espacio es completamente exterior, se recomienda contar con alguna parte techada para proteger de la lluvia o del sol a los comensales. Además, se debería reservar también una zona con pérgola, por ejemplo, para colocar la cocina, la nevera o frigorífico. También con mobiliario para almacenar los cubiertos y utensilios, todo ello en una atmósfera rodeada de vegetación para dotarle de ese toque exótico.

TERRAZAS O ESPACIOS PEQUEÑOS

Si se dispone de una terraza, patio o jardín de espacio reducido, lo ideal será ambientarla como un espacio íntimo y mágico, donde en el comedor exterior se podría incluir una pequeño toldo que tuviese plantas o flores o, por ejemplo integrar la cocinas interior de la casa en el patio con un acceso directo que integre ambas zonas través de puertas correderas o similar.

Este tipo de cocinas funcionan muy bien con la estética mediterránea, con colores cálidos, toques como azulejos o ladrillo y mucha iluminación.

En definitiva, cada vez son más las tendencias, ideas de innovación y ofertas que las marcas ofrecen para la cocina exterior, pero, lo esencial es que este centro neurálgico de la casa, que ahora está fuera de la vivienda, se adapte al espacio disponible y a los usos y costumbres de los miembros del hogar. Tal como asegura la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) se quiere un espacio para disfrutar y compartir la buena cocina hecha en casa.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.