lunes , 22 de julio de 2019

“Quien crea que va a tener éxito con maquinaria sencilla en los mercados en expansión, lo tendrá difícil”, opina Ingo Bette, portavoz de la VDMA (Asociación Alemana de Fabricantes de Maquinaria e Instalaciones).


Los costes de producción, que aumentan de un diez a un veinte por ciento cada año en países como China, junto a los crecientes requisitos técnicos, explican la ascendente demanda de maquinaria de alta tecnología e instalaciones completas en los países florecientes.

 

Y esta maquinaria lleva preferentemente la etiqueta «Made in Germany».

 

«La demanda de conceptos inteligentes de instalaciones y máquinas individuales automatizadas y flexibles seguirá al alza, paralelamente a la curva de experiencia de nuestros clientes. Observamos en todo el planeta un aumento de la demanda de tecnologías que ya vendemos con éxito en los mercados establecidos como Alemania, nuestro país de origen. Y esta tendencia seguirá perfilándose», añade Bette.

Se espera un negocio estable para 2013

 

Tras el dinámico año 2011, el sector se ha estabilizado. Según las estimaciones provisionales, el volumen de ventas en la fabricación de maquinaria alemana para el mecanizado de la madera se ha mantenido constante en el ejercicio 2012, con una facturación ligeramente por encima de la media del sector.

 

Los fabricantes de la elaboración secundaria ya registraron en los años 2010 y 2011 elevados índices de incremento, de modo que aquí se nota el efecto base de un periodo de referencia claramente más fuerte. Así pues, aquí hay que calcular un ligero descenso del volumen de ventas.

 

Para 2013, la Asociación estima que habrá un ligero incremento con un bajo porcentaje de un dígito. «América del Norte y Europa del Este nos depararán más crecimiento, con lo cual esperamos poder equiparar con creces el debilitamiento continuado de la demanda en algunos países de Europa occidental.

 

Uno de los fuertes de la fabricación de maquinaria alemana es la distribución a escala mundial. Esto nos hace, en comparación a otras naciones oferentes, menos propensos a fluctuaciones de la demanda a nivel regional. LIGNA implica también este año para el sector un impulso adicional en el momento adecuado», afirma Ingo Bette.

 

Las exportaciones muestran los primeros rastros de desaceleración

 

En los primeros diez meses de 2012, las exportaciones de la maquinaria alemana para trabajar la madera se redujeron en un dos por ciento, alcanzando unos 1.500 millones de euros. A excepción de las prensas para la industria de materiales derivados de la madera, casi todos los segmentos registran un ligero déficit. Los mayores descensos se han registrado en las exportaciones a Asia (- 17 %), el motor de crecimiento de los últimos años. Por el contrario, los mercados con un desarrollo positivo han sido especialmente los de Europa (+ 5,4 %) y América del Norte (+ 7 %).

 

Al examinar los países individualmente, se observa que Rusia fue en 2012 el mercado de exportación número uno.

 

Así pues, Rusia ha tomado el relevo de China como principal mercado de exportación desde 2008. Los clientes rusos han comprado maquinaria alemana por unos 177 millones de euros, lo que corresponde a un incremento de un 28 por ciento. En segundo lugar está China (175 millones de euros, + 11 %), seguida de Bielorrusia (93 millones de euros, + 431 %). Los mayores incrementos de los suministros a Bielorrusia se atribuyen sobre todo a las inversiones en el ámbito de los materiales derivados de la madera. Resultan satisfactorias las perspectivas del mercado estadounidense, que continúan siendo positivas, con un incremento del 19 por ciento. El cambio de rasante del mercado inmobiliario se ve no solo en el desarrollo de los precios de la madera aserrada, sino también en las ventas de maquinaria.

 

La balanza de importación de maquinaria hacia Alemania sigue siendo positiva. En los primeros diez meses de 2012, las importaciones aumentaron en un dos por ciento, alcanzando un valor de unos 286 millones de euros. China es, a pesar de la desventajosa relación monetaria, con creces el suministrador número uno de Alemania, con un volumen de 81 millones de euro (- 0,1 %). Le siguen Italia con 48 millones de euros (+ 53 %) y Austria con 42 millones de euros (+ 23 %).

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.