Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Los sistemas domóticos en las viviendas de madera

El hogar se convierte en un entorno inteligente.

La evolución de la tecnología ha dado paso a que los sistemas domóticos cambien por completo el entorno de nuestras vidas y acomoden los espacios para garantizar la eficiencia energética. La seguridad es la prioridad de los hogares y la digitalización ha transformado por completo este sector para ofrecer en el mercado modelos más modernos que, además, posibilitan a los usuarios un ahorro tanto económico como en el consumo energético.

A través de la conexión a Internet, los usuarios son capaces de automatizar la vivienda que se integran como parte de su definición para avanzar hacia nuevos horizontes que pretenden facilitar las rutinas de los usuarios en el presente. Por lo tanto, el nacimiento de la domótica se use al propósito de controlar los dispositivos del hogar para reducir en la factura eléctrica al tiempo que los huéspedes consumen lo justo y necesario.

De esta manera, se reducen las emisiones de partículas tóxicas que se generan por la sobreexplotación de recursos y combustibles, como el plástico o el petróleo, causantes de la crisis medioambiental irreversible que sufre el planeta. Estos aparatos, en definitiva, pretenden mitigar el impacto mediante el ahorro y la eficiencia energética.

DE QUÉ FORMA SE INSTALA EN UNA VIVIENDA DE MADERA UN SISTEMA DOMÓTICO

Desde las luces hasta los electrodomésticos, las ventajas de la domótica se pueden montar en cualquier tipo de vivienda, también en las de madera. El hogar se convierte en un entorno inteligente y mediante el control remoto que se puede realizar a través de una aplicación que se puede instalar en un teléfono móvil (smartphone) o una tableta electrónica.

En base a estas funciones, desde la app se puede activar una alarma, bloquear puertas y ventanas para una mayor seguridad o programar una lavadora para que funcione a una determinada hora del día o noche, entre otras.

Las casas de madera no son una excepción para la instalación de la domótica. Si bien es cierto que este tipo de hogares poseen unas características propias y suelen localizarse en lugares apartados de la metrópolis, como el campo o en las zonas de chalets, el Internet Wimax se consagra como la tecnología más útil para poder establecer la relación entre las órdenes que se lanzan desde los aparatos digitales inteligentes y la ejecución de las máquinas.

Se trata de una alternativa al ADSL o a la fibra óptica, que son capaces de instalarse en todos los hogares a los que puede alcanzar la señal de conexión, pero no llegan a los entornos rurales o alejados de las grandes ciudades. Es así como las casas de madera, que suelen ocuparse en estaciones veraniegas o vacacionales, también pueden favorecer el ahorro de las facturas gracias a sus ventajas.

ASPECTOS DE LA DOMÓTICA PARA UNA VIVIENDA DE MADERA A CONSIDERAR

Algunas de las ventajas que ofrece la domótica las hemos ido desglosando a lo largo de este texto. No obstante conviene destacar sus facetas más interesantes que incitan a los usuarios a proponerse una instalación en sus hogares:

● Se trata de un sistema que integra múltiples funciones al mismo tiempo que permite controlar a través del control remoto:
Sensores de movimientos, que activan puertas o luces en el momento en el que detecta una presencia
Cámaras de seguridad que muestren a tiempo real el estado de la vivienda
Programación de electrodomésticos para que se adapten a una frecuencia horaria determinada o de las persianas, por ejemplo, para aprovechar al máximo la luz natural.
Encender sistemas, como la calefacción, a distancia.

Seguridad y confort en el hogar, pues previene a los huéspedes de los despistes, como el dejar las luces encendida sin querer, y detecta, además, los posibles accidentes y problemas que se pudiesen ocasionar en el funcionamiento de los aparatos electrónicos.

● Se comunican de manera directa con los servicios de emergencia o con los técnicos de reparación casi de manera automática en el caso de detectar alguna anomalía en la vivienda.