Materiales y productos de última generación para tu cocina

El mundo de la cocina evoluciona cada vez más rápido.

Si estás pensando en reformar o renovar la cocina de tu hogar es importante que antes conozcas los materiales y productos de última generación que existen en el mercado.

El mundo de la cocina evoluciona cada vez más rápido y por esto queremos darte a conocer algunas propuestas innovadoras para renovar este espacio y mejorar la funcionalidad y calidad de vida en tu hogar.

¿QUÉ ES LO NUEVO PARA TU COCINA?

Superficies porcelánicas ultracompactas: fabricadas con procesos tecnológicos que proporcionan altas prestaciones como la resistencia al rayado, a las manchas, al frío y al calor, a los rayos UV y son materiales neutros en emisiones de carbono. Estas superficies pueden tener además un brillo extremo que se obtiene mediante un avanzado tratamiento nanotecnológico y un proceso de pulido mecánico que confieren altos niveles de dureza y resistencia.

Materiales inteligentes para los muebles de cocina: cuentan con una baja reflectividad lumínica, son suaves al tacto, tienen propiedades antihuella y son reparables térmicamente. La utilización de herrajes invisibles y resistentes nos acercan a la mano todo lo que se encuentra en su interior.

Tecnología led para una iluminación eficiente y de alto rendimiento: permite una ampliación efectista del espacio, facilita un menor consumo energético y una menor contaminación lumínica a la vez que es altamente resistente, tiene un encendido instantáneo y se presenta con una gran variedad de diseños y colores.

Cristal templado para los electrodomésticos: neveras, hornos, microondas, campanas extractoras… con este material, además de ofrecer un estilo elegante, tienen una gran durabilidad al no estropearse ni rallarse su superficie con tanta facilidad.

Sistemas de griferías personalizados: sistemas que no solo suministran agua fría y caliente filtrada, sino que además ofrecen dos niveles de carbonatación que permite extraer agua con un suave toque de gas o totalmente gasificada.

Placas Flex Inducción: funcionan a través de sensores individuales. Detectan automáticamente la forma y el tamaño de los recipientes que utilizamos y calientan únicamente las zonas de la placa que están en contacto con ellos. Se adaptan a recipientes de diferentes formas y tamaños. Y, además, permite ahorrar energía al calentar solo la zona que se está utilizando.