Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]le.com
Advertisement

Aprobadas nuevas medidas para el fomento de la rehabilitación y la reforma

El tipo de deducción por rehabilitación de vivienda pasa del 10% al 20%. La deducción se extiende a las viviendas distintas de la habitual.

El pasado viernes 6 de mayo fue publicado en el B.OE. el Real Decreto Ley de Medidas para el Afloramiento y Control del Empleo Sumergido y fomento de la Rehabilitación de Vivienda aprobado en Consejo de Ministros el 29 de abril.

 

Dentro de estas medidas se incluyen muchas de las reivindicaciones que la Confederación Española de Empresarios de la Madera, CONFEMADERA, junto a distintas organizaciones de los sectores relacionados con la construcción, viene solicitando para impulsar la rehabilitación de viviendas con el objetivo de estimular la actividad en el sector y favorecer la creación de empleo.

 

Con la aprobación de estas nuevas medidas el tipo de deducción por rehabilitación de vivienda pasa del 10% al 20%, ampliándose la cuantía máxima deducible y el límite de renta para beneficiarse de la deducción. De este modo los contribuyentes con una base imponible igual o inferior a 53.007,20 euros podrán beneficiarse en su totalidad de la deducción, rebajándose progresivamente hasta quedar a cero para los contribuyentes con una base imponible superior a 71.007,20 euros. Los límites fijados en el Real Decreto Ley de abril de 2010 eran de 33.007,20 euros y 53.007,20 euros, respectivamente.

 

Por su parte para las obras de reforma también se amplía el límite máximo de deducción anual de 4.000 euros a 6.750 euros y se aumenta el límite plurianual máximo deducible, que pasa de 12.000 euros a 20.000 euros.

 

Además la deducción se extiende al ámbito de la rehabilitación realizada en viviendas distintas de la habitual, incluidas las puestas en alquiler, que también podrán beneficiarse, siempre y cuando no estén afectas a actividades económicas por parte del contribuyente.

 

Las condiciones de aplicación se mantienen, la deducción sólo se podrá aplicar a las obras realizadas hasta el 31 de diciembre de 2012. Tampoco hay cambios en relación al carácter finalista de las obras, que deberán destinarse a la mejora de la habitabilidad de la vivienda: eficiencia energética y del uso del agua, accesibilidad e instalación de infraestructuras para el acceso a Internet o a la TDT.

 

Según Francesc de Paula Pons, Secretario General de CONFEMADERA, «el sector de la madera y el mueble apuesta por la rehabilitación y reforma sostenibles como nuevo motor de la industria de la madera y el mueble y de la economía en general. Este nuevo Real Decreto Ley -continúa Pons- recoge muchas de las reivindicaciones que desde la Confederación hemos realizado al Gobierno para conseguir incentivos de peso, pero todavía resultan insuficientes para la recuperación de un sector con tan importante peso en la economía del país».