viernes , 21 de junio de 2019

abp organiza una demostración de los aceites RUBIO MONOCOAT para los socios de APEIMA.


El pasado día 10 de abril tenía lugar en el hotel IBIS de Arganda del Rey (Madrid) una jornada técnica demostrativa de las prestaciones de los productos para el mantenimiento y acabado de la madera RUBIO MONOCOAT. Una jornada organizada por su distrbuidor en la zona centro, ARGANDEÑA DE BARNICES Y PINTURAS, S.L. (abp), y destinada a los socios de APEIMA, la Asociación de Pequeñas Empresas Instaladoras de Madera.

“Somos conscientes del desconocimiento que existe acerca de los aceites entre los profesionales de la instalación, la restauración y el mantenimiento de los suelos de madera -introdujo José Antonio Jiménez Zárate, director general de RUBIO MONOCOAT IBERICA-. Y nos consta que la información al respecto que llega al cliente final es escasa o nula.

Por ello consideramos que los profesionales del sector son el canal clave para llegar al cliente final. Pueden transmitirles que existe una solución cien por cien ecológica, técnicamente contrastada y que le ofrece infinidad de posibilidades estéticas: El aceite de RUBIO MONOCOAT”.

Tras una breve presentación de la compañía belga la base técnica de su producto, los socios de APEIMA presentes en el evento asistieron a una demostración práctica de algunos de sus productos novedosos, como PRE-AGING (la evolución del reactivo, que se puede acabar con aceite o barniz), RMC Tannin Remover (el removedor de taninos) o NATURAL LOOK (el pre color easy).

Con una carta de 40 colores, RUBIO MONOCOAT presume de ser el “Rey de los Colores”. Distingue a sus aceites que no actúan por saturación, no se solapan tras sucesivas capas ni tampoco se altera el color. Un litro de aceite RUBIO MONOCOAT cubre aproximadamente 40 metros cuadrados de superficie de madera, con una sola mano. La firma belga, en innovación continua, trata en torno a 35 millones de metros cuadrados de suelos de madera al año, en todo el mundo. Su amplio espectro de colores y la posibilidad que ofrece de generar efectos de madera real, natural o incluso envejecida, sitúa a RUBIO MONOCOAT entre las opciones preferidas de muchos arquitectos a la hora de prescribir un acabado para sus proyectos. El día después, el mantenimiento de una superficie aceitada es fácil y regular. Al contrario que un suelo barnizado, cuya restauración es más compleja.

UNA VIA PARA DIFERENCIARSE DE LA COMPETENCIA

“Hemos presentado a los profesionales de la Asociación una herramienta más, para tratar de diferenciarse de sus competidores”, opina Jorge Gómez, técnico comercial de ARGANDEÑA DE BARNICES Y PINTURAS, S.L. (abp), empresa distribuidora de los productos RUBIO MONOCOAT en el centro de la Península.

“Llevamos bastante tiempo trabajando el aceite y notamos que la tendencia de este mercado es al alza. El aceite en la madera tiene tirón, en gran medida porque arquitectos y clientes finales están perdiendo el miedo a esta solución”.

Los aceites de RUBIO MONOCOAT son fáciles de aplicar, tienen alta durabilidad, grandes posibilidades estéticas y, por encima de todo, con un 0% de compuestos orgánicos volátiles, se trata de un producto verdaderamente cien por cien ecológico.

INTERES ENTRE LOS PARQUETISTAS MADRILEÑOS

“El producto me ha parecido bastante interesante, sobre todo sus principales novedades de este año, PRE AGING y NATURAL LOOK -afirma Angel González Ruiz, un instalador y restaurador de parquet inquieto e interesado en conocer nuevas técnicas y productos que aparecen en el mercado-. He observado que la aplicación de los aceites de RUBIO MONOCOAT es muy fácil y, en efecto, no se solapa ni se altera el color cuando se da en diferentes fases”.

“RUBIO MONOCOAT nos ofrece productos muy interesantes. No estoy habituado a aplicar aceite en el parquet -reconoce Javier Sánchez Valdés, otro socio de APEIMA-, pero tras haber hecho con ellos unas muestras me ha convencido el acabado que deja el producto, el abanico de colores que abren a nuestros clientes y, sobre todo, que sea un recubrimiento inofensivo para la naturaleza y, también, para nosotros, los aplicadores”.

“El aceite es algo diferente que, poco a poco, se está conociendo e imponiendo en el mercado -observa Juan Francisco Ferrer, gerente de IBERPARQUET-. Los parquetistas estamos obligados a tenerlo en cuenta, porque existe una demanda creciente de estos acabados. No solo en el parquet, también en el mobiliario y en los revestimientos en general. El aceite es una buena herramienta para customizar los pavimentos de madera -continúa Juan Francisco Ferrer-. Sobre un suelo que ya está instalado, con aceite podemos sanearlo pero, además, darle otro aire estético. Hacia lo que desee el cliente. Desde este punto de vista, un lijado más un barnizado normal tendrá un precio, mientras que un acabado a la carta nos concede a los instaladores y restauradores un valor añadido. La posibilidad de ganar más dinero, haciendo el mismo trabajo. No me cabe duda que RUBIO MONOCOAT es el top 1 en el segmento de los aceites para la madera. Me ha gustado mucho que tiene gente detrás que te apoya y asesora. A todo lo cual se suma la proximidad de su distribuidor, Argandeña de Barnices y Pinturas”.

“No he trabajado nunca con aceites para la madera, pero la experiencia con RUBIO MONOCOAT me ha estimulado a probar, sobre todo ahora que se están poniendo de moda, en el mundo de la decoración y el interiorismo. Me ha gustado especialmente el amplio abanico de colores que ofrecen”, concluye Miguel Angel de la Fuente, gerente de la firma PARQUETS DE LA FUENTE.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.