Advertisement

Carpintería ZABALLA confía a MAESMA la modernización de su taller

Han adquirido una trituradora WEIMA, que se suma a una chapeadora HEBROCK y una escuadradora ALTENDORF.

De izquierda a derecha: Ibon, Joseba y Garikoitz Zaballa.

De izquierda a derecha: Ibon, Joseba y Garikoitz Zaballa.

Dirigida por los hermanos Ibon y Garikoitz, Carpintería ZABALLA es una empresa de tercera generación, que año tras año mejora propulsada por un afán de mejora continua. Joseba, el padre de familia, que ahora tiene 81 años de edad y cada día visita a sus hijos para ver cómo marcha el trabajo, siempre fue partidario de invertir en mejorar la carpintería, sus instalaciones y maquinaria. De hecho, en el año 2002, el taller dobla su superficie cuando se traslada desde el centro de Sondika hasta su actual nave de 250 metros cuadrados en el polígono Sondikalde.

Los hermanos Zaballa se han especializado en la elaboración del tablero, pero se atreven con cualquier proyecto que se les proponga, también en macizo. Ellos mismos se ocupan del diseño y presupuesto de los trabajos, mediante el software SPAZIO3D, y del montaje de las carpinterías: cambiar unas puertas, colocar un parquet, instalar un armario a medida, etc. “Preferimos ofrecer a nuestro cliente un servicio completo, desde el diseño hasta el montaje –señala Ibon Zaballa-. No entendemos que deba buscar otro carpintero para colocar los productos que nosotros hemos fabricado”.

De la mano de MAESMA

MAESMA_Zaballa_3

ZABALLA es uno de los clientes «históricos» de MAESMA.

ZABALLA es uno de los clientes históricos de MAESMA –Maquinaria Especial para la Madera, S.A.-. Desde que adquirieran, hace más de diez años, una chapeadora HEBROCK “Top 2000” y una magnífica escuadradora ALTENDORF “Elmo F45”, se dejan asesorar por su proveedor de confianza, a quien “siempre hemos comprado máquinas de calidad, cuando llega el momento oportuno”, afirma Ibon Zaballa.

La adquisición más reciente fue una trituradora de WEIMA, que responde a la creciente dificultad para deshacerse de los residuos industriales en Vizcaya. En ella se vierten todos los restos de madera y derivados que genera el taller. A continuación, con una briquetadora conectada a un silo de ASPITEC, fabrican combustible para estufas y chimeneas.

«MAESMA nos atendió cuando decidimos hacer las inversiones, nos garantiza proximidad y nos ha prestado un rápido servicio cuando ha sido necesario”

Maquinaria a la altura

MAESMA_Zaballa_2

La adquisición más reciente de CARPINTERIA ZABALLA ha sido una trituradora de WEIMA.

Junto a una de las mejores escuadradoras que se pueden ver en un taller, en ZABALLA trabaja también una magnífica chapeadora de cantos. A ello se suma la reciente inversión en equipos de aspiración y triturado, más una briquetadora. “Disponíamos de máquinas de gama baja y, de la mano de MAESMA, hemos ido incorporando al taller máquinas de alta gama, que nos han proporcionado seguridad, calidad en los acabados, rapidez en el trabajo y, finalmente, un mejor servicio a nuestros clientes”, relata Ibon Zaballa.

“Los acabados son excelentes”, apunta su hermano Garikoitz, quien no se olvida del gran servicio que prestan las herramientas portátiles a la hora de los remates y colocación de herrajes en el taller, así como del montaje en obra.

“Siempre nos aconsejaron bien -insisten ambos-. Naturalmente, existen otras máquinas muy buenas en el mercado, pero MAESMA nos atendió cuando decidimos hacer las inversiones, nos garantiza proximidad y nos ha prestado un rápido servicio cuando ha sido necesario”.

Carpintería ZABALLA realiza sus trabajos básicamente en el Gran Bilbao: la capital más los municipios que la rodean. “A pesar de la profusión de almacenes y centros comerciales, sabemos que una carpintería siempre tiene un papel que desempeñar en la sociedad, porque hacemos trabajos que ellos no pueden realizar. Ahí tenemos nuestra oportunidad, defendiéndonos con diseño, calidad y servicio”.