Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Peralejos de las Truchas recibe la Navidad con más de 1.200 adornos de madera

Es una decoración respetuosa con el medio ambiente, ya que usan madera de árboles cortados por los retenes forestales o de árboles caídos.

Los vecinos de Peralejos de las Truchas, la la primera población por donde pasa el río Tajo, en el Parque Natural del Alto Tajo en la provincia de Guadalajara, vuelven a adornar el municipio por Navidad con los llamados «Tajitos«. Una idea que surgió el año pasado, cuando decidieron aprovechar los troncos y madera de árboles caídos para hacer adornos navideños con los que decorar el pueblo durante estas fechas.

“Es una decoración respetuosa con el medio ambiente y que ayuda a la limpieza del monte, ya que usamos madera de los árboles cortados por los retenes forestales o de los árboles caídos”, señalan los vecinos del municipio, que de momento, para este año ya llevan hechos más de 1.200 Tajitos.

“La idea es que todas las calles del pueblo tengan sus Tajitos”, apuntan. El pasado 25 de noviembre, coincidiendo con el día de la Violencia de Género, se colocaron los primeros Tajitos, formando un pequeño monumento en recuerdo a las víctimas por violencia de género.

Los trabajos para hacer estos más de 1.200 adornos comenzaron en el mes de octubre. “Tenemos de todas las temáticas: biodiversidad, Navidad, pitufos, paisajes… Lo único que pedimos es que sean dibujos que sean positivos y respetuosos con el entorno”, indican los vecinos, quienes se volcaron desde el principio con la iniciativa, que busca alcanzar una cifra récord en adornos navideños hechos de madera.

La madera que más se utiliza es la del pino albar, cuyos troncos se cortan en diagonal para poder hacer dibujos y figuras más grandes, mientras que la base se queda plana para poder ponerse de pie. “Además de los distintos dibujos, la gente va imaginando cosas y materiales, así este año también utilizaron tela o barbas”, comenta una de las vecinas que fue precursora en el movimiento de los Tajitos, cuyo coste total, la gran mayoría en pintura plástica, solo alcanza los 100 euros.

La idea que manejan los vecinos es que el proyecto de los Tajitos tenga continuidad en el tiempo y así, en próximos años, ir sustituyendo los que están deteriorados y realizando otros. “Estamos ponderando dónde los podemos guardar, ya que tenemos muchos y tienen que estar en un sitio cubierto, con altura y que puedan conservarse bien, ya que tuvimos que repintar muchos de los que guardamos el año pasado”, reconocen.

Se trata de una idea participativa, ya que al final se involucra toda la población del pueblo, puesto que hay actividades para todas las edades, desde quienes van al monte a buscar los troncos y los parten, hasta los niños que participan en la decoración. Asimismo pueden colaborar también todas aquellas personas que visiten en estas fechas Peralejos. “Como anécdota, puedo decir que el año pasado algún vecino me dijo que no quería un Tajito en su puerta, y ya este año me dijeron que por qué no se lo había puesto. Además, algunos los mueven para ponerlos en sus puertas”, apunta una de las autoras de esta iniciativa.

Una iniciativa original, respetuosa con el medio ambiente y que pone en valor los recursos que nos ofrece el monte, aprovechando la madera para dar vida, color y luz en estas fechas de Navidad, a uno de los pueblos que están dentro de la conocida como España Vaciada.

ARTICULOS RELACIONADOS: