jueves , 17 de octubre de 2019

ACIMALL ha publicado el balance del trimestre abril-junio.


Acimall ha publicado los resultados del análisis trimestral para el período abril-junio de 2019, que muestra una consolidación de las tendencias conocidas: el mercado nacional, tras el «dopaje fiscal» de la amortización y los incentivos de la Industria 4.0, vuelve a los niveles «normales», a la espera de ver el impacto de la «Ley de Crecimiento» y de las medidas relacionadas con ella para las pequeñas y medianas empresas.

La contracción también es visible en las exportaciones, bajo la presión del estancamiento de la economía alemana y los altibajos de las relaciones económicas entre China y los Estados Unidos.

Las cifras hablan por sí solas. Según la encuesta periódica de la oficina de estudios de Acimall, asociación miembro de Confindustria que representa al sector de los fabricantes italianos de maquinaria y equipos para la elaboración de la madera y el mueble, los pedidos han disminuido un 14,4 por ciento en comparación con el segundo trimestre de 2018. Como ya se ha mencionado, la demanda externa ha disminuido (un 7,1 por ciento, frente a -10,2 por ciento en el trimestre anterior), y la demanda interna aún peor (-36,3 por ciento, frente a -14,5 por ciento en enero-marzo de 2019).

Los pedidos han disminuido un 14,4 por ciento en comparación con el segundo trimestre de 2018

La cartera de pedidos se sitúa en 2,8 meses (3,7 meses a finales de marzo), mientras que los precios han crecido un 1,2 por ciento desde principios de 2019. Sin embargo, en el primer trimestre y, de nuevo, en el segundo trimestre, los ingresos aumentan un 3,3 por ciento (pero en el período enero-marzo de 2019 la tasa de crecimiento fue del 10,3 por ciento).

La encuesta de calidad del segundo trimestre de 2019 revela que el 12 por ciento de los entrevistados esperan una tendencia positiva en la producción (frente al 7 por ciento del trimestre anterior), el 47 por ciento pronostica una situación estacionaria (frente al 60 por ciento tres meses antes), y el 41 por ciento cree que la tendencia bajará (fueron el 33 por ciento en el trimestre anterior).

También se espera una tendencia estacionaria para el empleo según el 82 por ciento de la muestra, mientras que el 6 por ciento espera un aumento y el 12 por ciento teme una contracción. Las existencias disponibles son estacionarias según el 65%, aumentan según el 18% y disminuyen según el 17% restante.

El pronóstico confirma el reciente clima de poca confianza debido a la tendencia negativa de la economía alemana. El 18 por ciento de los entrevistados sigue creyendo que los pedidos extranjeros traerán buenas noticias (los optimistas fueron «sólo» el 13 por ciento el trimestre pasado), mientras que el 53 por ciento espera una tendencia estacionaria (60 por ciento en enero-marzo de 2019) y el 29 por ciento ve disminuir los pedidos en el futuro (frente al 27 por ciento hace tres meses). El saldo es negativo por 11 puntos.

En el mercado nacional, las optimizaciones representan el 6 por ciento de la muestra, muy cerca del 7 por ciento en el trimestre anterior. Según el 65 por ciento, veremos una estabilidad sustancial (60 por ciento hace tres meses), mientras que el 29 por ciento espera una reducción (frente al 33 por ciento en enero-marzo). El saldo es negativo en 23 puntos.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.