LUFE propulsa su productividad con COMEC

“El Ikea español” avanza en la automatización de su fábrica.

LUFE nace en 2014. Fruto de una idea original y audaz, más la ayuda y aportación desinteresadas de numerosas personas del sector de la madera del País Vasco. Propulsada al éxito gracias a una acertada campaña de comunicación lanzada en 2017, que multiplicó las visitas a la web de esta joven empresa, LUFE fue bautizada en aquel momento como “el Ikea español”.

El cliente de LUFE es el particular. Son más de 150.000 los seguidores que esta firma tiene solo en Instagram.

LUFE recoge las siglas de:

  • LOCAL: Madera local de pino y fabricación local.
  • UNIVERSAL: Precios asequibles para todo el mundo.
  • FUNCIONAL: Con diseño.
  • ECOLOGICO: Con madera certificada PEFC.

Su primer producto fue una cama de madera maciza de pino, muy económica, que se vendía exclusivamente a través de internet. Hoy se propone ser conocido como un especialista en la fabricación de camas, aunque fabrique además otros productos. De hecho, LUFE emplea únicamente tres secciones de madera para todos sus muebles y unión atornillada de las mismas, lo cual le facilita la producción y el montaje modulares.

LUFE presenta regularmente diseños nuevos, mantiene vivas su página web y sus espacios en las redes sociales. Y a sus clientes muy atentos a sus nuevas propuestas, que siempre responden a inquietudes y demandas del mercado.

UNA EMPRESA EN EXPANSION

Hoy LUFE es una empresa en expansión, con 18 trabajadores, y más de 3,5M de euros de facturación en 2019 (+20% respecto a 2018), que acaba de adquirir una nave de 6.000 metros cuadrados y está invirtiendo en maquinaria.

Su filosofía no ha variado un ápice, y compite fuerte en el mercado vendiendo por internet muebles baratos, ecológicos y con un diseño funcional. El 80% de los muebles se venden sin barnizar. Su perfil de cliente busca exactamente eso. “Son muebles sencillos, simples diría yo, que se puede montar uno mismo con facilidad”, afirma Enrique Arrillaga, fundador y gerente de LUFE.

LUFE maneja volumen, y se ha hecho muy atractiva para las empresas de transporte. Día a día afina su logística, y da un servicio eficaz a clientes, que generan una media de 2.000 pedidos mensuales (15 bultos por pedido, aproximadamente) y que pronto alcanzarán los 60.000 en el bagaje de esta joven firma guipuzcoana.

EL FOCO PUESTO EN LA CAMA

LUFE ha comprado a MAESMA un multi taladro de COMEC, una máquina especial para el mecanizado en vertical y en horizontal de piezas para camas. Un proceso que inicialmente se realizaba con máquinas manuales, y a continuación en un centro de mecanizado, con una productividad muy baja. Ha pasado de invertir algo más de un minuto en el mecanizado por pieza, a las actuales 850 piezas por hora. Con el valor añadido de una precisión absoluta en cada taladro.

El multi taladro de COMEC tiene un cargador de entrada automático y una rampa de salida de las piezas mecanizadas. En su interior porta seis cabezales frontales que taladran en sentido vertical, en diferentes profundidades, más un grupo trasero que trabaja en sentido horizontal. La COMEC puede trabajar diferentes medidas de tabla, reguladas desde el control numérico. Allí se programa el trabajo, y se pone en marcha fácilmente desde el monitor. Velocidad y producción son espectaculares.

Camas y sofás admiten patas con la misma medida y sección de madera, con lo cual LUFE genera mucho volumen y amortizará la máquina con el paso del tiempo.

Nuestro objetivo es ser súper eficientes en la fabricación de camas – aclara Enrique Arrillaga-. Y con la COMEC hemos aumentado muchísimo nuestra efectividad; el coste por pieza es ahora muy inferior a lo que estábamos haciendo”.

Una idea que progresivamente se trasladará a sus mesas, sillas, armarios, cómodas, etc. Porque “uno de los secretos del éxito de este proyecto está en conseguir volumen, para mantener en el mercado los precios económicos que deseamos para nuestros muebles –concluye el gerente de LUFE-. Hemos reducido costes, y trasladamos esa reducción de costes a nuestros clientes”.