lunes , 19 de febrero de 2018

Aplacado del canto láser mediante aire caliente.


Los orígenes de MUEBLES VIDAL están en el taller de carpintería creada por José Vidal Otero, abuelo de Azucena Vidal, actual gerente de esta firma afincada en Riotorto (Lugo).

Aunque fue Cándido Vidal, padre de Azucena, quien dio los primeros pasos en la carpintería y la ebanistería, para concluir especializándose en la fabricación de camas y armarios. Precisamente dos productos “fuertes” de MUEBLES VIDAL en la actualidad, a los que se ha sumado el mobiliario de salón y también de oficina, taquillas, literas para albergues, entre otros.

Tras cuarenta años al frente de la empresa, Azucena Vidal está dando paso a la cuarta generación de la familia. Una mujer luchadora, al frente de un negocio que ha superado múltiples vicisitudes y crisis económicas.

MUEBLES VIDAL fabrica actualmente diez series de dormitorios y tres de salones, con un diseño moderno, acorde a la demanda de sus clientes. Poco a poco, la firma lucense se está introduciendo en el segmento del contract, ejecutando proyectos completos de ebanistería.

Su ámbito de venta alcanza todo el norte de España, excepto Cataluña.

 

 

ADICTOS A HOMAG

MUEBLES VIDAL ha sido históricamente fiel a la marca HOMAG, su principal proveedor tecnológico. “Somos adictos a HOMAG”, bromea Azucena Vidal.

En efecto, en sus instalaciones trabajan a pleno rendimiento una seccionadora, un punto a punto, una pequeña aplacadora y, desde hace pocos meses, una nueva canteadora con retorno y sistema de chapeado del canto láser mediante aire caliente. MUEBLES VIDAL es la primera empresa que ha incorporado en Galicia el sistema AIRTEC de HOMAG.

La máquina incorpora tupí de entrada y grupos de aplicación de líquidos anti estático, anti adherente y limpiador. El aplacador del canto láser mediante aire caliente funciona a la perfección.

“Nuestros clientes han percibido y valoran el enorme salto de calidad que hemos dado en el acabado y sellado del canto en todos los paneles que conforman nuestros muebles y armarios”, destaca Roberto Alonso, director comercial de MUEBLES VIDAL.

Gracias a esta máquina, la empresa ha experimentado un notable ahorro de costes, ya que “las piezas salen completamente terminadas, y no precisan ningún repaso posterior”.

Los directivos de MUEBLES VIDAL destacan especialmente la fiabilidad de las máquinas de HOMAG. “Durante años sus técnicos no han tenido que venir por aquí para nada -afirma Azucena Vidal-. Estamos muy contentos, porque trabajan muy bien y no recordamos paradas largas en nuestra producción”.

 

 

FABRICACION FLEXIBLE

MUEBLES VIDAL vive actualmente la transición de una fabricación en serie hacia una fabricación flexible. Algo que “tiene que llegar”, como bien sabe Azucena Vidal, pero que “haremos como siempre, poco a poco, y dando pequeños pasos que nos lleven hasta ser una fábrica más ágil, rápida y productiva”.

 

 

En efecto, corría el año 2007 cuando la prestigiosa firma de Riotorto dejaba de fabricar mueble clásico para iniciar su andadura en el mobiliario moderno. “Aquel cambio nos salvó -concluye la gerente de MUEBLES VIDAL-. Superamos un escalón que, a la postre, resultó clave para continuar en el mercado”.

Ahora el reto de la empresa es desdoblarse y competir también en el segmento de un mueble económico, low cost pero de calidad, manteniéndose a la vez en el producto de nivel medio-alto, que valora y es capaz de pagar un cliente de mayor poder adquisitivo.

Para ello, MUEBLES VIDAL sabe que tiene que reorganizar, optimizar e informatizar sus procesos de producción. Algo que también se propone hacer de la mano de HOMAG.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *