Advertisement

INDAUX USA, en la feria IWF de Atlanta

La firma de Getaria destaca por su extraordinaria flexibilidad para desarrollar herrajes adaptados al producto local.

Indaux, fabricante de herrajes con presencia en 80 países y más de 2.000 clientes, ha participado entre el 24 y el 27 de agosto en la International Woodworking Fair (IWF), que se ha celebrado en Atlanta (Estados Unidos). Se trata de la cuarta participación de la marca Indaux en esta feria, si bien este año ha habido dos grandes novedades: por primera vez se ha presentado como Indaux Estados Unidos, después de que en 2015 abriese su filial americana en Higth Point -Carolina del Norte-, centro neurálgico de la industria del mueble en aquel país. El Estado de Carolina del Norte concentra el 25% de la fabricación de muebles en USA.

La segunda novedad es que Indaux ha compartido stand con la marca alemana Vauth Sagel, con quien ya comparte almacén y logística. Ambas marcas, que son complementarias en cuanto a su oferta de producto al mercado americano, han decidido ampliar sus sinergias también en el terreno comercial. Conscientes de que la unión hace la fuerza, Indaux y Vauth Sagel, han ocupado un escenario común, con una amplia área de exhibición y un cómodo espacio con mobiliario para atender a los clientes.

Los productos exhibidos, entre otros, han sido los sistemas de puertas correderas Junior-6, los cajones de doble pared, Ariane y Attraction y los ensamblajes en espiral o centradores de cajones.

Los principales atractivos de Indaux para el mercado americano son su extraordinaria flexibilidad para desarrollar herrajes adaptados al producto local, su rápida capacidad de respuesta, así como su gran conocimiento de este mercado, que se apoya en Werner Bosch, quien lleva 30 años trabajando para el sector del herraje.

Indaux USA se ha marcado como objetivo a corto plazo reforzar su red de ventas con un sólido equipo de agentes multimarca. Y, a medio plazo, multiplicar por cinco sus ventas en Estados Unidos. Las perspectivas del mercado americano, de 300 millones de habitantes, son optimistas. Tras dejar atrás los años de crisis financiera e hipotecaria, ha comenzado a recuperarse y ronda los 110.000 millones de dólares.