jueves , 20 de junio de 2019

Un centro de formación profesional de PEÑASCAL S. Koop.


Alumnos de Formación Profesional Básica (1º y 2º) y de Grado Medio de Carpintería, del centro Boluetabarri que la cooperativa PEÑASCAL tiene en Bilbao, de entre 16 y 20 años, han conocido el aceite natural para el acabado de la madera RUBIO MONOCOAT; un producto ecológico 100% que, a diferencia de otros aceites del mercado y de los barnices y los lasures habituales en el mercado ibérico, se puede aplicar sobre la madera en una única mano, sin riesgo de generar solapes ni cambios de color en la superficie, con un rendimiento medio de 1 litro / 40 metros cuadrados y secado total en 24 horas. Al no generar una capa o película sobre la madera, la reparación de posibles rayaduras es muy sencilla.

RUBIO MONOCOAT penetra en la madera e inmediatamente reacciona con ella, generando el recubrimiento. No es preciso saturar el material con el aceite; de ahí su gran rendimiento. El usuario disfruta así del tacto natural de la madera, casi con la resistencia de un barniz. Todo ello sin emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COVs).

RUBIO MONOCOAT penetra en la madera e inmediatamente reacciona con ella, generando el recubrimiento.

Para Iñigo Urbaneja, alumno de Grado Medio de Carpintería. RUBIO MONOCOAT “es algo innovador, muy interesante, que nunca habíamos visto en la escuela”. Al joven estudiante de Boluetabarri le ha encantado “el engaño que te hace, los tonos y colores que coge la madera”. Tras realizar la práctica, Iñigo Urbaneja observa que RUBIO MONOCOAT “da mucho juego, la posibilidad de acabar la madera de muchísimas formas. Y para el medio ambiente, es un buen comienzo -concluye-. Si muchas empresas tomasen el camino de RUBIO MONOCOAT, podrían empezar a cambiar muchas cosas”.

Naida Ibarzábal Rueda cursa también Grado Medio de Carpintería. Tras un año en contacto con la madera, ha conocido RUBIO MONOCOAT. “Es un recubrimiento muy fácil de aplicar, disponemos de muchos colores y genera acabados sorprendentes en la madera. Además, el aceite es mucho más fácil de reparar, cuidar y mantener que el barniz. No es necesario lijar la madera”, comentó la joven estudiante a MADERA SOSTENIBLE.

Naida Ibarzábal, alumna de Grado Medio de Carpintería.

Goyo García es profesor técnico de Grado Medio de Carpintería en el centro Boluetabarri de PEÑASCAL S. Koop. “He visto muchas ventajas en RUBIO MONOCOAT: Es ecológico, de fácil aplicación y apenas genera residuo… Que los chavales conozcan de primera mano productos, materiales y acabados novedosos es ideal -afirma convencido-. Hasta ahora todos los recubrimientos que conocían son barnices, aplicados con rodillo, brocha o pistola. A los chicos les interesa cada vez más lo ecológico, están concienciados; RUBIO MONOCOAT es un producto de futuro, que irá a más”.

RUBIO MONOCOAT APORTA VALOR A LA MADERA

Asier Peñas es gerente de MADERAS URKIA, el distribuidor de RUBIO MONOCOAT en Vizcaya. “Vizcaya es un territorio de madera -afirma-. Ahora este material está en auge, sobre todo en construcción. La madera es la base, que nos ofrece muchas cosas buenas. Pero su acabado es fundamental. Con RUBIO MONOCOAT estamos descubriendo otro mundo”.

A su juicio, RUBIO MONOCOAT “aporta valor a la madera como material, al cliente final, al aplicador del aceite y, finalmente, al medio ambiente”.

Asier Peñas (izda.), con Goyo García y un alumno del centro, durante la práctica.

Los estudiantes de FP Madera y Mueble de toda España están conociendo que existe una alternativa al barniz. Que es sostenible, respetuosa con el entorno y fácil de aplicar.

El profesional, igualmente, está abierto a conocer nuevas soluciones para acabar la madera. Es consciente que, más allá del día a día, que tiene que abrir su mente para mejorar y fortalecer su negocio. Con productos que ayudan y aportan valor. “Sostenibilidad y ecología son dos valores que le aporta RUBIO MONOCOAT -concluye Asier Peñas-. Son el presente y el futuro para cualquier empresa responsable”.

Los estudiantes de FP Madera y Mueble de toda España están conociendo que existe una alternativa al barniz.

NUEVAS TECNICAS DE APLICACIÓN

José Antonio Jiménez Zárate, director de ventas de RUBIO MONOCOAT en España y Portugal, explica que “no estamos vendiendo solo un producto; cada vez más el profesional, la industria e incluso los chavales que se están formando necesitan la colaboración y el soporte de una empresa que les asesore y les apoye. Nosotros lo que intentamos es, a base de tecnología, poner en el mercado técnicas nuevas de aplicación. Una solución global, para el día a día”.

En la clase práctica realizada el pasado viernes en Bilbao, los futuros carpinteros y ebanistas del centro Boluetabarri tuvieron oportunidad de comparar las aplicaciones de aceite RUBIO MONOCOAT y de barniz al agua de otra compañía del sector, sobre lamelas de diferentes especies de madera, proporcionadas por FINSA.

“Hemos querido mostrar a los chavales que se puede hacer cosas diferentes. Ellos son los profesionales del futuro. Procuramos abrirles la mente con técnicas nuevas. Igual que un médico estudia toda su vida, carpinteros y ebanistas han de hacerlo también, porque las técnicas van avanzando. Si no, por ejemplo, todavía iríamos en coches sin aire acondicionado o iríamos a llamar a las cabinas telefónicas. De ahí que en la práctica se haya comparado la aplicación de un aceite con la aplicación de un barniz al agua”.

RUBIO MONOCOAT ha querido aprovechar esta ocasión y su presencia en el País Vasco, región que conoce y valora la madera, para presentar nuevos productos, lanzados al mercado a principios de año, en la feria DOMOTEX; tales como PRE AGING o NATURAL LOOK.

Cada vez hay más personas interesadas por dar un acabado natural a la madera”, asegura José Antonio Jiménez Zárate.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.