martes , 17 de septiembre de 2019

Conexión by Finsa, expuesta ya en Alicante y Santiago de Compostela, y cuyos paneles son 100% reciclables, ha sido diseñada por Ángel Rocamora.


El arquitecto Ángel Rocamora, encargado del diseño de las seis estructuras modulares de la exposición itinerante Conexión by Finsa, que ya ha podido disfrutarse en Alicante y Santiago de Compostela, habla para Madera Sostenible de cómo surgió la idea y cómo realizó cada uno de esos seis módulos que componen la muestra.

Cada uno de los bloques habla de diferentes formas de la madera, pero la idea que se buscaba es que todos tuvieran una conexión. No se trataba de presentar materiales nuevos, sino de reflejar el concepto de la conectividad. Mostrar una conexión del mundo de la madera desde el punto de vista cultural”, afirma.

 

 

En los seis módulos, donde están integrados 220 tableros de Finsa, se muestran objetos etnográficos de diversa índole, como dibujos históricos de diseño de muebles, herramientas tradicionales de carpintería, materiales originales de la industria maderera… La finalidad es tender un puente hacia el usuario final, mostrándole las posibilidades de este material, no tan solo con fines utilitaristas, sino como una pieza esencial en un engranaje que mueve toda una serie de procesos y oficios íntimamente vinculados: desde ingenieros forestales hasta carpinteros, diseñadores o arquitectos.

Además, para poder explicar todo este proceso y lo que se ve en la exposición, en la misma existe un foro, de unas 90 personas, en la que seis ponentes van hablando de la madera en sus distintos usos en la industria, el mundo culinario, el arte contemporáneo, la construcción…

Destaca que todos los paneles que integran la exposición son 100% reutilizables. “Los paneles se pueden reciclar. La parte de abajo está hecha de deshechos de madera, por lo que no tiramos nada y con ellos también queríamos hacer una apuesta por el reciclaje”, indica Rocamora.

El arquitecto asegura que la exposición se puede montar en dos días y se pensó así, debido a su carácter itinerante. “Su diseño es muy versátil y apostamos porque los paneles explicativos fueran muy fáciles de comprender, para que así no solo comunicaran la idea que queríamos transmitir a personas del sector, sino que también pudiera ser visitada por una excursión de niños y la pudieran entender”, matiza.

Además de los elementos físicos, en la exposición se juega también con la realidad virtual. Ofrece al visitante la posibilidad de conocer el proceso productivo de la madera gracias a unas gafas de realidad virtual. “Apostamos por la puesta en escena y distintas fórmulas para proporcionar al visitante una experiencia sensorial de pertenencia y de descubrimiento de la madera”, añade.

Para finalizar, Ángel Rocamora comenta el aumento de la construcción de edificios de madera depende de la situación geográfica y de la forma de construir. “Hay países que tienen una mayor herencia de construcción en madera y eso ayuda para que las construcciones se hagan en este material. En España todavía nos falta esa conciencia y una apuesta más en firme por el material para las construcciones”.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.